Creo con firmeza que la política es el arte de las prioridades. El mundo de la política no tiene nada que ver con lo que estás dispuesto a prometer–tiene que ver con aquello a que estás dispuesto a dedicar tu tiempo, energía y pasión. Son estas cosas las que hacen una diferencia verdadera y duradera. Mi pasión y mi prioridad es hacer que la ciudad de Lancaster sea más fuerte económicamente, más seguro no solo para el centro sino para la ciudad entera, además de animar al consejo a esforzarse más para fortalecer la tradición de nuestra ciudad de ser un ejemplo de lo que puede conseguir la política progresista y compasiva.

Te urjo a que me apoyes a mí, pero que también apoyes a toda la ciudad de Lancaster.